Francisco «disfrutaba abriendo heridas y haciendo curaciones», ex alumnos en práctica revelan macabros rasgos del «Descuartizador de Valparaíso»

El paramédico Francisco Silva, que junto a Johanna Hernández, su pareja, está involucrado en el crimen del profesor NibaldoVillegas, trabajaba en el Cesfam Dr. Marco Maldonado de Viña del Mar. Allí, con pacientes reales, instruía a estudiantes que iban a hacer su práctica al recinto hospitalario.

Dos jóvenes que pidieron identificarse como Francisca y Fernanda, contaron a La Estrella algunos detalles de cómo fue su práctica profesional con Silva. «Él explicaba súper bien porque le gustaba leer mucho sobre Medicina. Era muy culto en ese sentido, pero no era normal como lo hacía. Su presencia de por sí ya era rara, pero al momento de realizar las curaciones, por ejemplo, como que disfrutaba ese momento. Era muy cuático, no le daba nada cuando raspaba las heridas de los pies de los diabéticos», dijo Francisca.

A lo que agregó: «Él fumaba dentro de la sala de tratamiento, con vaporizador. Fumaba a cada rato después de una curación o cualquier procedimiento. Siempre estaba en la sala de tratamiento haciendo curaciones, tomando exámenes y electrocardiogramas».

Fernanda, la otra ex alumna de paramédico, manifestó: «Yo hice la práctica con los dos (también con Johanna Hernández). El tipo era entero loco y me invitaba a salir. Menos mal no lo pesqué, o sino mi pololo estaría muerto ahora

Fuente : La estrella de Valparaiso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.