Consejo para la Transparencia revela lobby de empresas en el Minsal durante pandemia del CORONAVIRUS

Dentro de las críticas al cómo se informan crípticamente las audiencias por el cabildeo a las autoridades, destaca el caso del exministro Jaime Mañalich. Un ejemplo -cita el estudio- acaeció el 2 de marzo del corriente, donde se escribió en la web de transparencia de la cartera: “Temas relevantes Covid-19 y prestadores privados de salud”. Y el 30 de abril: “Coronavirus (Covid-19)”, sin detallar nada más. El director del organismo, Jorge Jaraquemada, explicó que a mayor transparencia se fortalece el control ciudadano a las autoridades, pero que hasta ahora el cumplimiento es deficiente. Desde la cartera dirigida por Enrique Paris, se valoró el documento y comprometieron esfuerzos para evitar cualquier tipo de secretismo.

Un extenso informe emitió el Consejo para la Transparencia (CPLT) en donde se evidencia el lobby de empresas en el sector salud, infracciones a la ley del ramo, explicaciones crípticas del objeto las audiencias, ausencia de las declaraciones e intereses y patrimonio de funcionarios públicos, entre otras anomalías.

De acuerdo al documento al que accedió la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío, el universo inspeccionado ascendió, en materia de compras públicas del área, a una cifra ligeramente inferior a los tres billones de pesos durante el primer semestre de 2020.

El documento tuvo por objeto revisar las audiencias por Ley del Lobby, en materia de solicitudes y el derecho de acceso a la información en tanto en el Ministerio de Salud (Minsal), las Subsecretarías de Redes Asistenciales (SRA) y Salud Pública (SSP) y órganos asociados.

Destacan entre ellos la Cenabast, Fonasa, ISP, 29 servicios de la cartera, 62 hospitales autogestionados y la Superintendencia del ramo. Para ello, como metodología cruzó los datos contenidos en los sitios de Mercado Público, Infolobby e Infoprobidad, totalizando 987 audiencias.

Lea el informe completo

Dentro de los principales hallazgos se acreditó que materia del Sistema de Acceso a la Información (SAI) las subsecretarías mencionadas y Fonasa “no se pronunciaron sobre las audiencias solicitadas y que fueron rechazadas” respondiendo “fuera el plazo legal”, señala el documento.

“En general se aprecia que las audiencias del sector salud estarían relacionadas principalmente con materias relativas a gestión de compras públicas (ofertas y adquisiciones de bienes y servicios con ocasión de Covid-19)”, acreditó el estudio. En total hubo 47 audiencias no informadas en el registro de Infolobby y 46 de ellas “fueron registradas” de forma extemporáneas, en el caso del Cenabast “aún no está disponible”, señala el CPLT.

En materia de empresas que realizan cabildeo, lidera RockTech que vende tecnología con diez audiencias, Clevy informática con nueve, Pegasus con ocho y Oracle con siete.

En tanto, en el área de insumos médicos, están Johnson & Johnson, Antranexa S.A, laboratorios Chile, Merck y Roche. En promedio 7 audiencias.

En las temáticas tratadas en las reuniones de lobby, según el CPLT, se “evidencian dificultades para conocer las temáticas tratadas”.

Un ejemplo que cita la presentación alude al exministro de Salud Jaime Mañalich. En la acaecida el 2 de marzo del corriente se escribió: ·Temas relevantes Covid-19 y prestadores privados de salud”. Y el 30 de abril: “Coronavirus (Covid-19)”, sin detallar nada más. A juicio del CPLT, este hecho dificulta “el control que la ciudadanía puede efectuar en base a los registros públicos”.

“La información que se dispone a través de la Plataforma de InfoLobby es crucial para realizar un examen eficaz de la actividad de los grupos de interés frente a las autoridades; sin embargo, existen dificultades para el control social de los registros de audiencia, asociadas a la organización de información, la clasificación y profundidad de las materias, la calidad de los datos y publicaciones extemporáneas”, establece la autoridad que busca evitar el secretismo estatal.

A renglón seguido se detalla que no existen “registros consolidados de las declaraciones de patrimonio e intereses de todos los jefes de servicio del sector salud”.

Lideran los “directores de los Hospitales Autogestionados de la Red de Salud Pública”. Entre ellos “la ex directora del Padre Alberto Hurtado, Luis Tinsé, Sótero del Río, Barros Luco y los servicios de la cartera Oriente y Sur. Es decir, no figuran en http://www.declaracionjurada.cl.

Lo que no se encontró, de todos modos, fue que en relación al lobby no se detectaron que las autoridades que las otorgan tuvieran relaciones comerciales y societarias con las firmas
en cuestión.

Credibilidad y transparencia

El presidente de la instancia, Jorge Jaraquemada, explicó a este medio que las plataformas web que el Estado mantiene, relativas a la probidad, son indispensables para el control ciudadano a las autoridades y funcionarios. En suma, evitar el secretismo estatal.

“La información que se dispone a través de la Plataforma de InfoLobby es crucial para realizar un examen eficaz de la actividad de los grupos de interés frente a las autoridades; sin embargo, existen dificultades para el control social de los registros de audiencia, asociadas a la organización de información, la clasificación y profundidad de las materias, la calidad de los datos y a publicaciones extemporáneas”, explicó.

Y agregó: “Las autoridades y organismos del Estado tienen que tener presente que la transparencia legitima las decisiones ante la ciudadanía y esa legitimidad favorece la eficacia de las medidas que se adoptan. Si no hay transparencia es complejo que los ciudadanos entiendan y confíen en las decisiones y se sumen y colaboren con las acciones propuestas. Por eso insistimos en que la transparencia es fundamental para tener más confianza en las decisiones y en lo que las sustenta”.

Lo deseable, a su juicio, es que el estándar debe considerar la “máxima transparencia en la información para fortalecer la credibilidad, la confianza y la adhesión de la ciudadanía a las medidas adoptadas”.

Valoración de Paris

El Ministerio de Salud, en tanto, valoró las recomendaciones formuladas por el CPLT. “En materia de Ley de Lobby (…) realizaremos, a la brevedad, todas las gestiones necesarias para incorporar las mejoras sugeridas por el organismo autónomo, principalmente, aquellas relacionadas con precisar las materias tratadas en las reuniones, aumentar la oportunidad en la publicación de los registros, y la estandarización y vinculación de datos”.

Al mismo tiempo, desde la cartera se resaltó que el informe establezca que tanto funcionarios como autoridades no mantenían ningún tipo de vínculos comercial o societario con las empresas que solicitaron audiencias de lobby, “lo que demuestra el irrestricto apego del Ministerio y sus funcionarios a los principios de probidad y transparencia”.

“Finalmente, manifestamos el compromiso del Ministerio de Salud en fortalecer la transparencia del Estado. En ese sentido, durante el primer semestre de 2020 hemos impulsado una serie de capacitaciones para formar a los funcionarios en materias de transparencia y acceso de la información”, concluye la versión de la cartera de Enrique Paris.

Fuente: biobio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.