Las desconocidas últimas horas de El Gitano murió celebrando su paternidad

El violento accidente que provocó la muerte de Claudio “El Gitano” Valdés (29 años), su joven pareja (18) y el conductor del vehículo (24) ocurrió hace una semana y la Unidad de Investigación de BioBioChile recopiló los antecedentes que existen sobre las horas previas al hecho que conmocionó a Chile.

Finalista de la edición 2010 de “Talento Chileno” de CHV celebró el sábado pasado una truncada paternidad, compuso y grabó música urbana, planificaba disco y construirse un estudio de grabación propio.

Amigos del cantautor narran lo que ocurrió la tarde-noche del sábado en Talcahuano, lugar elegido para compartir su feliz momento.

Tras su fallecimiento, quedaron maquetas de canciones y la opción abierta de una producción musical póstuma, así como sus seguidores que se multiplicaron por miles en sus redes sociales.

 

Partió sorpresivamente, como ocurrió con Rodrigo “El Potro” Bueno, de Argentina, quien, víctima de un accidente automovilístico en Berazategui, provincia de Buenos Aires, murió a fines de junio del 2000 y enlutó a su país.

Como aconteció con el trasandino, un chileno va -ahora- camino a convertirse en mito.

Claudio “El Gitano” Valdés (29), como el popular autor de “La Mano de Dios” y su pegajoso estribillo “Marado, Marado” en honor a Diego Armando Maradona, igual supo del cariño de la gente, en cada ciudad de Chile que pisó, lo que se sintió fuerte, expresivo y doloroso en su funeral, en su natal Los Ángeles.

Esto, luego de ser uno de los tres fallecidos al volcar el auto que lo trasladaba entre Talcahuano y Concepción, en la madrugada del domingo 25, con toque de queda.

De inmediato comenzaron a conocerse varias historias alrededor de El Gitano, algunas llegaron a ser contadas en los programas matinales de la televisión.

Mito, leyenda, verdades, pasado, e incluso presente, pese a que ya no está, todo se conjuga con él.

La Unidad de Investigación de BioBioChile indagó con amigos del cantautor nacional sobre lo acontecido esa trágica tarde-noche en el puerto de Talcahuano, en que hay una especie de acuerdo de silencio para evitar, dicen, “el morbo de su partida”…

¿Disco póstumo?

Todos sus amigos lo describen como una buena persona, de sentimientos nobles y siempre disponible para ayudar con una causa o amigo en problemas. Un muchacho “bonachón”, dicen.

Cantaba en cuanta fiesta era invitado, mandaba saludos de todo tipo, cumpleaños o santos, él y su guitarra.

Últimamente la música urbana era lo suyo, cuya denominación se les da a algunos estilos musicales latinos como el reguetón, trap y hip hop, los cuales combinaba con su estilo gitano.

Y así lo vimos en diversos videos musicales, con diversos artistas de la oleada más joven de Chile.

Y, según lo recogido por BioBioChile, en su mayoría, colaboraciones gratuitas de El Gitano.

Entre Santiago y Concepción, de preferencia, recorría casas y estudios de grabación, durante los espacios que le otorgaba la pandemia, a la espera de la apertura que le permitiera presentar shows en vivo.

Claro, las presentaciones online, en frecuencia de 2 o 3 por semana, en eventos, le habían permitido mantenerse en movimiento y sumar dividendos, por lo menos para moverse.

“Claudio se preparaba para cuando terminara todo esto”, dice Jean Paul Barrientos, productor musical de Penco, con quien El Gitano preparaba un nuevo disco.

Diez canciones, una de ellas lista y otra casi facturada, es el saldo que dejó de su producción musical El Gitano.

“Lanzamos una hace poco, la idea era hacer el disco de aquí a fin de año, nos íbamos a poner a trabajar full ahora, pero no alcanzamos”, agrega Jean Paul.

Así, el material en bruto, principalmente en maquetas que contienen la voz y el guitarreo de El Gitano, espera cobrar vida, siempre y cuando la familia autorice completar la producción.

“Cuando pase todo ese proceso doloroso, veremos si hay disposición para concretarlo”, finaliza Barrientos, quien apunta que su última conversación con Claudio Valdés fue una semana antes del accidente.

La peor publicidad

El “EFE”, como se conoce artísticamente al cantante Fabián Canales, habló por última vez con El Gitano el sábado al mediodía.

A través de un mensaje por Whatsapp le pidió a Claudio hacer publicidad a un video musical de reggaetón que el mismo Gitano había subido a su canal de Youtube, que contaba con su participación invitado por el mismo “EFE”.

Una semana antes lo habían grabado en Santiago, en la casa del “EFE” y, al terminar de grabar, todos se sumaron a un asado familiar.

“Quedamos de acuerdo en seguir haciendo cosas”, dice Fabián.

El sábado pasado, ante la solicitud de Fabián, Claudio Valdés lo posteó en su cuenta de Instagram y etiquetó a todos los participantes de la producción.

En la mañana del fatal sábado pasado, la pieza musical llevaba 2.100 visitas, luego del accidente, el domingo, aumentó de un salto enorme a 150 mil. La noche de este sábado, 31 de julio, “Nena vamo a darle”, en que junto al “EFE”, participó Mc Grone, Winer_elcapo y Motaman King Ragga, se empinaba a las 350 mil visitas. Todo un récord.

“La peor publicidad que hubiese querido. Devolvería todas las visitas con tal de volver a ver a Claudio”, destaca Fabián.

También, el “EFE” afirma que incluso sus seguidores en Instagram subieron en un mil tras el accidente.

“No quise publicar nada, sólo una foto despidiéndome. La gente busca el dolor y eso es triste”, finaliza el cantante de música urbana.

La noche fatídica

Nadie quiere profundizar en lo ocurrido la noche del sábado, pero, hay algunos cercanos que lo cuentan en off.

Dicen que Claudio Valdés, a eso de las 19:00 horas, se trasladó desde la casa en que vivía en Concepción, hacia Talcahuano.

El objetivo, ser parte de una grabación musical, también componer y celebrar. Tal como unos días antes, fue en Santiago, la cita en el puerto chorero era con un grupo de amigos vinculados a la música urbana.

Hasta ahí, no hay mayores dudas.

No obstante, con lo que ocurre después, avanzada la noche, cerca de las 4:00 horas de la mañana del domingo 25 de julio es cuando se abren las dudas.

“Claudio solo bebía un poco, como cualquier joven, no tenía adicciones”, sostiene Jean Paul.

Bomberos recibe la alarma por la urgencia a las 4:31 horas de la madrugada y por la crudeza del accidente llegan de Talcahuano y Hualpén, alertados con pedidos de auxilio por llamados anónimos.

Un automóvil Toyota Yaris de color blanco se había volcado a la altura del llamado enlace La Trompeta, en la autopista que une Talcahuano y Concepción.

Así lo confirmó el comandante de Bomberos de Talcahuano, Paolo Fregonara.

“Uno de ellos salió eyectado, otro fue extraído, por los mismos ocupantes del vehículo, y serían las dos personas que lamentablemente fallecieron en el lugar. Un paciente con lesiones más graves fue atendido de inmediato y trasladado al hospital”, describió Fregonara.

El Gitano venía de regreso a su casa, junto a él su actual pareja, Alely Melimán (18), con un mes y medio de embarazo, y cinco amigos.

Valdés y su pareja murieron en el lugar del volcamiento. Mientras tanto, José Mora Sepúlveda, de 24 años, conductor del vehículo, pese al esfuerzo de los médicos, falleció a las pocas horas en el Servicio de Urgencia del Hospital Las Higueras, en Talcahuano.

Cuatro lesionados más, fueron internados en el mismo recinto asistencial y aún se espera por sus declaraciones ante lo ocurrido.

Celebrar paternidad

El Gitano se había enterado hace pocos días que iba a ser padre, por segunda vez.

Iban a celebrarlo con sus amigos el sábado 24 de julio y qué mejor: compartiendo y haciendo música en la casa de uno de ellos en San Vicente.

La idea era grabar y planificar lo que se venía, incluso, Claudio Valdés quería instalar un estudio propio.

Mientras tanto, la cita en Talcahuano sirvió para componer música urbana y compartir con sus amigos.

“Claudio estaba con la idea de grabar y meterse fuerte con el estilo urbano. Entonces, decidió juntarse con los chiquillos, compartir y a grabar. Primero grabaron la voz de él y luego del Pepe y así comenzaron la noche del sábado”, dice una amiga de El Gitano, que, “para no incomodar a la familia”, pidió no ser públicamente identificada..

“La idea es que dentro de la semana hubiera hartos temas avanzados o listos. Claudio estaba preparando un lugar para hacer sus canciones, estaba comprando equipos para grabar e incluso para ayudar a otros cantantes”, añade.

“La verdad es que ese día era para compartir porque el Claudio se había enterado que iba a ser papá”, cierra la joven.

Por ahora, para aclarar totalmente el episodio, se esperan las declaraciones de los otros jóvenes que viajaban en el vehículo, luego de que recuperan su salud.

Desde Fiscalía, se oficializó que se barajan diversas tesis de investigación.

Una de las hipótesis que baraja el personal especializado de la SIAT, según lo informado por el Ministerio Público, dice relación con que el vehículo transitaba a velocidad no apropiada, considerando las condiciones de la ruta, y pierde el control del vehículo en un sector donde había una poza con agua lluvia.

Además, la indagatoria deberá establecer si el chofer había ingerido o no alcohol, ya que en el lugar del accidente se encontraron bebidas alcohólicas.

Sin embargo, respecto de esto último, pasó a segundo plano debido al fallecimiento del conductor, quien queda liberado de responder judicialmente por el hecho.

Claudio “El Gitano” Valdés sumaba 25 mil seguidores en su cuenta de Instagram previo al fatal hecho, hoy suma 116 mil. Lo mismo en su cuenta de Facebook y Youtube, donde junto con aumentar la cantidad, cada video subido con sus interpretaciones ha multiplicado sus visualizaciones.

Todos ingredientes de la historia de un mito naciente y que refleja la sorpresa y el dolor que causa la tragedia.

Fuente: fuente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.