Diputado Romero junto a concesionarias de Galería Alessandri acuden a CONTRALORÍA por fin de concesiones.

Patrocinados por el parlamentario, locatarios del histórico recinto ingresaron una presentación para que se determine la legalidad de caducar las concesiones por parte del Ministerio de Bienes Nacionales, pues según el anterior dictamen emanado del ente contralor, debía recurrir a Tribunal Arbitral, lo que nunca se realizó.

El diputado de Renovación Nacional por el distrito 20, Leonidas Romero junto a comerciantes y representantes del gremio, presentaron el viernes pasado un requerimiento a Contraloría que busca determinar la ilegalidad del actuar de Bienes Nacionales, al caducar las concesiones de la Galería Alessandri a los locatarios y a la empresa Food Court S.A.
En el escrito, se plantea que, en un dictamen anterior, Contraloría indicó que se debía recurrir a un Tribunal Arbitral, asunto que nunca sucedió, por lo que decretar la caducidad de ambas concesiones es ilegal. Es más, Bienes Nacionales ni siquiera incluyó la posibilidad de recurrir a esta instancia en el contrato concesional, lo que constituye otro error en la gestión del Ministerio.

Además, como causal para caducar las concesiones, el Ministerio argumentó que ésta sería la no presentación a tiempo del permiso de edificación. Sin embargo, según el contrato, no es causal de caducidad, por lo que los locatarios insisten en que el actuar del Ministerio es ilegal y arbitrario.

Al respecto, el diputado Leonidas Romero, afirmó que “como autoridad y abogado, el Ministro Isamit sabía que tenía que invitar y citar a un juez árbitro como lo estipula la ley y el contrato para terminar la concesión y él no lo hizo. Por lo tanto, le estamos diciendo, y eso lo reconoce la propia Contraloría en el ingreso anterior que hicimos, estamos pidiendo que se declare ilegal esta nulidad y que se aboque a lo corresponde».

Agregó que “creo que Julio Isamit está mal asesorado, creo que está cometiendo irregularidades, por lo tanto, lo llamo y convoco a que asuma su responsabilidad, pero más que a él, al Gobierno porque es mandatado por alguien y hago un llamado al presidente Piñera que está ocupado y preocupado de potenciar las micro y pequeñas empresas. Acá hay un centenar de comerciantes, mayoritariamente adultos mayores y mujeres, que toda su vida han trabajado en ese sector y que hoy necesitan de un apoyo del Gobierno».

Marcos Garrido, Presidente de la concesionaria centro comercial Galería Alessandri S.A, aseguró que «quiero decirle al ministro Julio Isamit que cuando él pone término a la concesión y habla de Food Court, también nos está ‘cortando los brazos’ a cerca de 70 microempresarios, que llevamos toda una vida dándole identidad a la Región y generando fuentes de empleo. Por lo tanto, no podemos aceptar que de manera arbitraria venga a hacer un dictamen y decir que todo se terminó».

El director de la Cámara de Comercio de Concepción y vice presidente de Fecomtur, Arturo Della Torre, aseguró que «vemos con espanto como se han cometido errores administrativos por parte de este gobierno y del gobierno anterior también que no dejó avanzar. Esperamos que esta vez Contraloría le dé la razón a los locatarios y le devuelvan la concesión onerosa que tenían, una concesión directa con los inversionistas, que los propios locatarios buscaron. Acá no hay inversión del Estado».
Precisó que «nosotros seremos el puente necesario para llegar a las autoridades que correspondan. Como federación contamos con todo el apoyo de nuestro presidente nacional, Rafael Cumsille. Con él hemos logrado reuniones con el Ministro, y si tenemos que llegar a La Moneda a hablar con el Presidente, lo haremos».

Teresa González, presidenta de la Asociación Gremial de Locatarios, recordó las malas condiciones en las que trabajan 70 comerciantes adultos mayores, e insistió en que “vamos a seguir luchando hasta que no encontremos camino. Esta segunda presentación es un camino legal que vemos, así que vamos a seguir con la esperanza porque si esto no sale, nosotros como galería vamos a morir».

Hay que recordar que, durante todo el año 2021, Bienes Nacionales se ha concentrado en darle importancia a los plazos y a los términos legales, pero no en entregar soluciones, lo que les corresponde, ya que el edificio es un bien nacional de uso público. La galería sigue estando en pésimo estado, se llueve completa en invierno, hay pilares destruidos, metros de cableado eléctrico en mal estado, y baños insalubres.
Ambas concesiones fueron caducadas en enero de este año y desde ahí han pasado prácticamente nueve meses sin que el Ministerio entregue soluciones concretas.

Este año, Bienes Nacionales aseguró que repararía con dinero público, lo que no se concretó; luego habló de llamar a una nueva licitación, lo que tampoco se ha hecho. Y lo último que respondieron al diputado José Pérez, mediante oficio, fue que se haría un estudio para saber en qué estado se encuentra la galería, el que tardaría 80 días hábiles. Es decir, con eso está claro que este gobierno terminará sin una solución. Si no hubieran caducado las concesiones, en junio se habría ingresado el permiso de edificación y se estaría más cerca de concretar el proyecto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.