Es considerada la segunda crisis más grande de su historia ¿Qué ocurre con los bancos en Estados Unidos?

Más de alguno recordará la crisis financiera que ocurrió en Estados Unidos en el 2008 y que trajo graves efectos para la población. En esta oportunidad, los fantasmas de este alarmante periodo económico, que se vivió hace 15 años, vuelven a aparecer en la órbita de los norteamericanos.

La situación se acrecentó durante la semana pasada, específicamente, el viernes, cuando se produjo el colapso del Silicon Valley Bank, que llevaba alrededor de 40 años funcionando y que era considerado el decimosexto banco más grande de la nación.

El miércoles por la noche, los inversores se habían sorprendido con la noticia de que la institución necesitaba recaudar 2.250 millones de dólares para poder evitar su derrumbe. Fue así como finalmente ocurrió el colapso, que se sumó al de Silvergate Bank, informa CNBC.

Con el paso de las horas también se confirmó el difícil panorama financiero del Signature Bank, con sede en Nueva York, que acabó quebrando y siendo embargado el pasado domingo.

¿Qué dijo el presidente Joe Biden?

A raíz de lo anterior, y ante la incertidumbre sobre la estabilidad financiera en Estados Unidos, Joe Biden, presidente del país, señaló que los ciudadanos deberían “tener la seguridad de que nuestro sistema bancario está a salvo“.

 

Presidente Joe Biden / Reuters

En este sentido, el mandatario recalcó que las personas podrán acceder a todo su dinero en efectivo desde este lunes 13 de marzo, consigna la BBC.

Asimismo, el jefe de Estado hizo un llamado a la población, manifestando que “no nos detendremos en esto. Haremos lo que sea necesario”.

El factor de las pérdidas no realizadas

Según lo informado por CNN, la quiebra del Silicon Valley Bank se debió, entre otras cosas, a la “caída en el valor de los bonos que adquirió durante los tiempos de auge, cuando recibía muchos depósitos de clientes y necesitaba un lugar para estacionar el efectivo”.

Pero esto no afectó solo a esta entidad bancaria, puesto que los bancos en EEUU ya tenían aproximadamente 620 mil millones de dólares en pérdidas no realizadas, que corresponden a activos que han disminuido en precio, pero que todavía no han vendido.

 

Silicon Valley Bank / Reuters

Tasas de interés e inflación

La situación se remonta a la época en que las tasas de interés estaban en cerca de cero, por lo que los bancos estadounidenses optaron por recoger mucha cantidad de bonos. No obstante, al día de hoy, la Reserva Federal ha subido las tasas para enfrentar la inflación, lo que significa que estos bonos han perdido su valor.

Y es que cuando las tasas de interés aumentan, los bonos recién emitidos empiezan a pagar tasas más altas a los inversores. Esto genera que los bonos más antiguos, y que tienen tasas más bajas, sean menos atractivos.

En este contexto es que gran parte de los bancos han terminado con cierta cantidad de pérdidas no realizadas en sus libros.

 

Signature Bank / Reuters

 

Ante el panorama actual que existe con las tasas de interés, algunos expertos detallan que se ha producido un efecto adverso en la rentabilidad y las estrategias de inversión de los propios bancos, que pueden llegar a detectar que tienen menos dinero disponible de lo que creían.

Cabe mencionar que la propia Reserva Federal comunicó que ofrecerá asistencia por medio de un Programa de Financiamiento a plazo bancario, el cual ayudará a las instituciones bancarias a obtener préstamos en este periodo de crisis.

Fuente: mega

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%d