Férrea oposición al proyecto «Comando Jungla» y oficialismo propone sumar a las Fuerzas Armadas

Ante el aumento de los ataques incendiarios en la zona mapuche, congresistas de oposición afirman que el camino de la “represión” que ha adoptado el Gobierno no es la solución a las reivindicaciones históricas de los pueblos originarios.

Mientras que en el oficialismo aunque no quieren hablar de un fracaso tras la instalación del “Comando Jungla”, señalan que se requiere mejorar la inteligencia y para ello proponen ampliar las facultades de las Fuerzas Armadas y que estas colaboren frente a actos terroristas.

El recrudecimiento de los hechos de violencia y los ataques incendiarios de los últimos días en la región de La Araucanía, han generado fuertes cuestionamientos a las iniciativas de seguridad impulsadas por la administración de Sebastián Piñera, ya que en los cuatro meses que lleva de gobierno se han quemado más de 30 camiones y los ataques se han extendido a comunas como San Juan de la Costa y Río Negro en la Región de Los Lagos.

La respuesta del Ejecutivo ha sido impulsar modificaciones para endurecer la actual Ley Antiterrorista, indicaciones que se discuten en la comisión de Constitución del Senado; y la instalación de una nueva fuerza policial en la región de La Araucanía denominada “Comando Jungla”.

Sin embargo y ante la falta de resultados, el presidente de la comisión de Seguridad Pública del Senado, el socialista José Miguel Insulza, afirmó que la estrategia de “represión” que está impulsando el Gobierno para enfrentar el conflicto es un error y recomendó atender la raíz de la desigualdad y las reivindicaciones históricas del pueblo mapuche.

Pero el diputado de Renovación Nacional, Miguel Mellado, dijo que es muy pronto para evaluar los resultados de las operaciones del “Comando Jungla” y junto con pedir discusión inmediata para las modificaciones de la Ley Antiterrorista, adelantó que propondrá una reforma a la Ley de las Fuerzas Armadas para que amplíen sus actividades de inteligencia a asuntos internos del país.

En ese contexto, el jefe de bancada de los diputados socialistas, Manuel Monsalve, hizo un llamado al gobierno de Sebastián Piñera a recordar que en La Araucanía no hay jungla ni guerras, sino pueblos originarios que deben ser reconocidos en sus derechos.

El presidente de la Federación de Dueños de Camiones del Sur, José Villagrán, fue lapidario en su análisis y ante los nuevos ataques incendiarios en la zona de Vilcún, aseguró que los responsables de la seguridad en La Araucanía y el sur del país simplemente han fracasado.

Algunos datos que ejemplifican el fracaso del que habla el dirigente camionero se expresan en los 30 camiones quemados en 4 meses, las 21 comunas de las regiones del Bío Bío, Ñuble, Araucanía, Los Ríos y Los Lagos donde han ocurrido ataques, las hasta ahora siete querellas presentadas por el Gobierno invocando la Ley Antiterrorista y ningún detenido a la fecha por este tipo de acciones.

 

Fuente: biobiochile

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.