Sargento de la Armada confiesa VIOLACIÓN de hija menor

En prisión preventiva quedó un sargento 1º de la Armada, tras ser formalizado en el Juzgado de Garantía de Punta Arenas, luego de una acusación por violentar sexualmente de su hija. Hecho que habría reconocido ante la policía.

Según informó Diario El Pingüino, se trata de la detención de un hombre de 41 años, luego que una hija del imputado escuchara a su hermana menor, de 8 años, decir que tenía un “secreto” con su padre.

Dicha situación alertó a la joven, ya que habría sufrido un episodio similar cuando tenía 11 años. En ese entonces vivían en Quilpué, en la región de Valparaíso.

Tras contarle a su madre, encararon al individuo y lo denunciaron, por lo que personal de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales y Menores llegó hasta la unidad naval donde se desempeñaba, para detenerlo.

Antecedentes del caso

Diario El Pingüino continúa su publicación señalando que los hechos que afectaron a la mayor de las hijas ocurrieron desde el año 2010, cuando vivían en la región de Valparaíso.

En ese entonces el imputado habría aprovechado cuando quedaba solo con la víctima, para realizar tocaciones. Situación que habría terminado en una violación.

Según el medio, en la audiencia la joven recordó que su padre le decía que estaba enamorado de ella, luego abusaba de ella y posteriormente le decía que era un secreto.

Por este motivo, agregó la víctima, intentaba no quedar sola con su padre, por lo que los abusos terminaron. Hechos que le habría relatado a su pareja cuando el imputado fue trasladado hasta la región de Magallanes.

Sin embargo, antes de contar lo ocurrido, su hermana menor le dijo que tenía un secreto con su padre. Tras preguntale si la había tocado, la niña se lo negó, pero tenía un mensaje de su progenitor que decía “nunca nos van a separar”.

Según la víctima, además de los hechos ocurridos, su padre le exhibía material pornográfico.

“No tenía explicación”

El diario agrega que el imputado le dijo a través de mensajes telefónicos a su esposa, con quien tiene un matrimonio de 18 años, que no tenía explicación de lo sucedido.

En relación a los hechos ocurridos a su hija mayor, los habría reconocido a la policía, agregando que la primera vez fue cuando su esposa salió a trabajar y la víctima estaba acostada.

Según agregó la publicación, el imputado dijo que sabía que lo que hacía estaba mal, pero lo repitió hasta que ella tenía 12 años.

Formalización

Finalmente el hombre quedó formalizado por el delito de violación impropia en calidad de autor.

Pese a que su defensa solicitó una medida menos gravosa, la jueza Connie Fuentealba decretó prisión preventiva por el carácter del delito, parentesco y probable pena.

Actualmente se encuentra cumpliendo la medida en la Base Naval de Punta Arenas, bajo el resguardo de la Armada.

El Tribunal de dicha ciudad se declaró incompetente para seguir conociendo la causa, por lo que todos los antecedentes fueron derivados hasta Quilpué, cuya Fiscalía continuará con la investigación.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.