Ordenan indemnización de $30 millones para víctimas de incendio por decodificador de Direct TV

El Segundo Juzgado Civil de Concepción acreditó la responsabilidad de un decodificador instalado por Direct TV en el incendio que afectó a una vivienda del sector Brisas del Sol en Talcahuano el 2015, ordenando a la empresa de televisión pagada el pago de una indemnización de 30 millones de pesos.

La sentencia, no obstante ser calificada como un precedente, está lejos de la que esperaban las víctimas Felipe Krug y su esposa Nicole Bravo, quienes demandaban el pago de 260 millones de pesos como reparación por los daños sufridos, tanto materiales como morales.

De allí que Krug adelantó que apelarán el fallo, de manera que la Corte penquista aumente la indemnización.

Según indicó el demandante, el tribunal estableció que el decodificador no cumplía los estándares de seguridad establecidos por la Superintendencia de Electricidad y Conbustibles (SEC), que había sancionado hace dos años a Direct TV con el pago de mil 236 millones de pesos en multas por la distribución de equipos sin la debida certificación.

Se espera que Direct TV también apele, insistiendo -entre otros argumentos- que es técnicamente imposible que un decodificador que consume sólo 28 watts pueda originar un incendio, asegurando que en pruebas que sometieron a recalentamiento el cuestionado equipo nunca la consecuencia fue un siniestro como el que destruyó la vivienda y pertenencias de la familia Krug Bravo.

 

Fuente: biobio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.