Internacional

El caso de violacion que la policía NO CREYÓ! La indignante historia REAL de la serie Inconcebible

Unbelievable, el último gran éxito de Netflix, retrata una realidad indignante pero que lamentablemente sigue ocurriendo en el mundo: la incredulidad hacia las mujeres víctimas de violación.

Para ilustrar la injusticia, la serie muestra dos formas muy diferentes de cómo la policía norteamericana aborda casos de agresión sexual. En el primer capítulo, por ejemplo, se ve la historia de una adolescente de 18 años de Washington, cuya denuncia es investigada por dos policías varones que ponen en duda su relato y cuestionan su testimonio una y otra vez en búsqueda de inconsistencias e incluso haciéndola dudar a ella misma de lo que le ocurrió.

En el siguiente episodio se ve el otro lado de la moneda, uno donde una detective investiga otra violación en Colorado (Estados Unidos), escuchando a la víctima con paciencia, preocupándose por ella y recordándole que es normal que no recuerde en detalle aquella experiencia.

La misma detective se da cuenta de que podrían estar frente a un psicópata con más víctimas, por lo que moviliza a su equipo para llegar al fondo del asunto.

Netflix
Netflix

La historia de la serie está basada en hechos reales, los que fueron inmortalizados en el reportaje ganador del premio Pulitzer, La inconcebible historia de una violación. En el artículo del 2015, escrito por Christian Miller y Ken Armstrong, y publicado por Propublica, se narra la pesadilla vivida por una joven a la que llamaron Marie Adler, cuya vida fue casi arruinada por culpa de autoridades que no hicieron su trabajo de la forma correcta.

Según narran los autores, cuando Marie intentaba dejar atrás un pasado de abusos y decepción, en 2008, fue atacada en su propio departamento por un hombre enmascarado. El sujeto la ató de manos usando los cordones de los zapatos de ella, le cubrió los ojos, la amordazó y violó. Cuando terminó le tomó fotos, la amenazó y se llevó sus sábanas.

La joven llamó a la policía y fueron los sargentos Jeffery Mason y Jerry Rittgarn (Detectives Parker y Pruitt en la serie), quienes se hicieron cargo de la investigación, hasta que algo sembró la duda en ellos.

Un día recibieron la llamada de una madre cuidadora que había vivido con Marie en uno de los tantos hogares de acogida en los que había estado. La mujer, que también había sido violada en su juventud, les dio a entender que algo no andaba bien con el actuar de la adolescente, teoría que también compartía con otra de sus cuidadoras.

“No había emoción. Era como si me estuviera diciendo que haría un sándwich”, afirmó en el reportaje Shannon McQuery.

Mcquery, que es corredora de propiedades y recibe niños en situaciones complejas en su hogar, comenzó a sospechar de Marie luego que esta perdiera el control en una tienda al no encontrar las mismas sábanas que usaba antes de la violación.

Netflix
Netflix

Un pasado difícil de superar

La historia de Marie es compleja desde el inicio. Ingresó a las listas del Servicio Protección Infantil (una especie de Sename en EE.UU.) cuando solo tenía seis años, debido a la despreocupación de su madre biológica. La mujer dejaba a la niña sola o bajo el cuidado de sus novios, que tampoco le prestaban mayor atención.

Según Marie reveló a uno de sus psicólogos, no tiene muchos recuerdos de su infancia, pero sí se acordaba de haber tenido mucha hambre y haberse alimentando con comida para perros. 

Marie fue abusada física y sexualmente en reiteradas ocasiones, y obligada a usar drogas. No obstante, jamás se volvió amargada u oscura. Al contrario, le gustaba ir al colegio, compartir con la gente y en general se llevaba bien con los adultos.

“Me mudé mucho cuando era más joven. Estuve en hogares grupales también. Alrededor de dos de esos y probablemente 10 u 11 hogares de acogida”, aseguró en el galardonado artículo, donde también afirmó que “tomé como siete drogas diferentes. Incluso Zoloft, que es una droga para adultos. Tenía como 8 años”.

Nunca nadie realmente le explicó por qué la estaban trasladando tanto, o qué estaba pasando. Solo lo hacían.

Netflix
Netflix

Inconcebible

En agosto de 2008 vivía sola en Lynnwood, Seattle, en un departamento facilitado por un programa que ayudaba a jóvenes en tránsito del sistema de protección infantil a la vida adulta. Fue en ese lugar donde fue violada brutalmente.

Tras hacer la denuncia, Marie tuvo que dar testimonio de lo acontecido a la policía, los detectives y las enfermeras que tomaron su caso. Sin embargo, Mason y Rittgard la llamaron en varias otras ocasiones para interrogarla e incluso le pidieron su versión por escrito.

Algunos de estos interrogatorios se extendían hasta por cinco horas, donde le pedían repetir lo ocurrido de diferentes formas y desde distintos ángulos, buscando incoherencias y haciendo eco a las dudas de la madre cuidadora de Marie.

Fue tanta la presión que sintió, que finalmente se retractó y señaló lo que ellos querían oír: que todo había sido una mentira, que nadie la había violado y que soñó con aquello y despertó pensando que había ocurrido.

Netflix
Netflix

La policía la obligó a poner por escrito su declaración y más tarde la denunciaron por hacer un falso reporte policial, algo muy poco común en casos como estos, especialmente porque nunca involucró a un tercero.

Según el reportaje que inspiró la serie, la acusación se debía a que los detectives estaban molestos con ella por “hacerles perder el tiempo”.

Por consejo de su abogado, que no conocía la verdad, Marie se declaró culpable y fue condenada a pagar 500 dólares, ir a terapia y recibir a una asistente social todos los meses.

Su vida, en tanto, se desmoronó por completo. La noticia llegó a los medios y ella perdió a sus amigos, que ahora la creían mentirosa. Además, comenzó a ser acosada e insultada en internet y en la calle, perdió el departamento donde vivía y finalmente renunció impulsivamente a su trabajo en un supermercado.

Tres años después

Tres años después, una violación con exactamente el mismo modus operandi impactó en la localidad de Golden, Colorado. Esta vez la víctima era una universitaria que había sido violada por cuatro horas, atada, amordazada y vendada.

El sujeto no sólo se llevó la ropa de cama de la mujer al terminar, sino que también le tomó fotografías amenazando con publicarlas si ella hablaba. Pero lo que más le llamó la atención fue que le preparó un baño… probablemente para borrar toda evidencia de él. 

La detective Stacy Galbraith (Karen Duvall en la serie), que llevaba seis años de servicio y siempre prefería los casos de violación, fue quien encabezó la investigación, esta vez. La profesional, una verdadera antítesis de sus colegas en Washington, se tomó todo el tiempo necesario para conectarse con la víctima, escucharla e incluso consolarla.

La mujer reveló a Galbraith que el hombre parecía ser bien educado, que también había viajado por el mundo y que pudo verle una mancha en una de sus pantorrillas, pero lo más importante es que creía que no era la primera vez que lo hacía.

Stacy comenzó a darle vueltas a ese asunto y finalmente se enteró de un caso similar que estaba siendo investigado por Edna Hendershot (Grace Rasmussen en la serie). Ambas comenzaron a trabajar juntas para poder atrapar al responsable, pero en el camino se encontraron con varias otras víctimas, incluyendo una mujer de 65 años que trabajaba en una fraternidad universitaria y una mujer que había enviudado hacía poco.

stacy-galbraith-edna-hendershot-cbs

 NETLFIX
NETLFIX

Tras una larga investigación multidisciplinaria, las detectives consiguieron dar con el responsable: Marc O’Leary, un veterano del ejército.

El sujeto era miembro de una sociedad secreta que creía que el mundo se divide en “alfas” y “bravos”, según afirmó el diario Denver Post. O’Leary aseguraba ser un alfa, lo que le permitía poder tener sexo con quien quisiera, algo que también le explicaba a sus víctimas.

A pesar de todo, el hombre tenía una novia, Amy Wozny, a quien conoció a través de internet. La mujer afirmó que la vida sexual de ambos no era de las mejores, porque a él le gustaba que su pareja estuviese aterrada de él.

Tras el arresto, encontraron en su casa todos los implementos que las mujeres aseguraban haber visto, incluyendo una cámara digital rosada Sony, con la cual las fotografiaba.

O’Leary fue acusado de 32 cargos de violación y un cargo por secuestro y robo, declarándose culpable de 28 de ellos.

El sujeto fue sentenciado a más 327 años de cárcel y aseguró que “estoy aquí porque necesito estar en prisión. Lo sé más que ninguna otra persona en esta habitación. Lo he sabido por un tiempo”. 

Actualmente el violador tiene 41 años y continúa cumpliendo su sentencia en Colorado.

Justicia para Marie

Cuando la policía encontró la evidencia en la casa del criminal, también descubrieron una serie de fotos de las víctimas, todas identificadas, excepto una: Marie.

La violación de Marie había sido la primera del hombre por lo que fue bastante descuidada y si ella no hubiese sido obligada a retractarse, más de 30 mujeres se habrían salvado de sus garras.

Tras la sentencia, Marie demandó a la ciudad por lo ocurrido, y recibió una indemnización de 150 mil dólares. La joven también enfrentó a uno de los hombres que la obligó a retractarse, quien le pidió disculpas por su negligencia.

Ken Armstrong, quien coescribió el artículo del caso, publicó en Twitter que conversó con la verdadera Marie, quien le dijo que vio la serie y lloró bastante. “Pero ella ya había decidido qué quería y se alegró de haberlo hecho. Llamó a la serie ‘excelente»”, reconoció.

“Ella mencionó una escena en particular, en el primer episodio, en el que se enfrenta a la policía y se retracta. Marie ya me había dicho que puede ser una lucha para ella poner sus sentimientos y pensamientos en palabras. En esa escena, dijo, Kaitlyn Dever (la actriz que la interpretó) capturó su lucha. ‘Fue, como, perfecto»”, dijo.

Según Ken, Marie también le contó que había perdonado a sus dos madres cuidadoras, que dudaron de su historia, y las alentó a que vieran el programa.

“Después de terminar la serie, llamó a ambas para tranquilizarlas: ‘la serie no las demoniza’. Ella animó a las dos a verla”, tuiteó el profesional.

Marie finalizó diciendo a Ken que ve a las dos detectives que rastrearon a su atacante como “mis ángeles guardianes”.

Fuente : Biobío

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.