Noticias

«Perdimos toda la inversión»: dueños de Pymes lamentan fatales golpes a sus negocios durante crisis

Ya cerca de 20 días van desde el inicio del estallido social en el país, marcado por un descontento acumulado que ha derivado en marchas, protestas, saqueos y enfrentamientos en las calles de todas las grandes ciudades chilenas.

Junto con los ataques a los grandes comercios, las pequeñas y medianas empresas también se han visto afectadas, muchas incluso considerando -como medida extrema- despedir personal para sobrevivir a la crisis.

Según un sondeo de ProPyme, aunque sólo el 13% de las casi 6.000 Pymes catastradas han sufrido daños por quemas o saqueos, el 41% ya ha debido desvincular trabajadores, y un 71% considera que deberá hacerlo si la situación de su negocio no se normaliza.

Esto, por cuanto no sólo se ven afectados por los desmanes, sino también por no poder abrir. La suspensión de la locomoción, los toques de queda, las protestas en sectores transitados, los problemas económicos de sus clientes habituales, e incluso la pérdida de interés en sus servicios en un contexto de conflicto social han mermado sus ingresos y su capacidad de trabajar.

Bajo ataque

Uno de los afectados por esto es Carlos Baeza, dueño del gimnasio particular Bioacción ubicado a pasos de Plaza Italia, uno de los principales focos de las movilizaciones que algunos califican como la “Zona Cero”.

Según relata, encapuchados intentaron también acceder a su local, donde da trabajo a 12 personas.

“No han podido abrir la puerta porque tenemos una de fierro (…), trataron de romperla y no pudieron; ésta tiene varios candados y varios tipos de llaves. Trataron de romper un candado también haciendo palanca pero no pudieron entrar, aunque lo abollaron”, comentó.

Finalmente, lograron solamente romper una ventana y rayar el exterior de la estructura.

Más allá de lo material, su gran problema es que “no llega nadie”, y no han podido trabajar a jornada completa desde que se iniciaron las protestas. “Nadie quiere venir al gimnasio, imagínate el lugar en que estamos, o sea nos fuimos a foja cero”, explicó, agregando que algunos de sus clientes simplemente no pueden participar por varios motivos.

Otros incluso se han quedado sin trabajo como para seguir pagando.

Facebook | Gimnasio Bioacción
Facebook | Gimnasio Bioacción

Por este y otros problemas debió pedir tiempo al arrendador del local -donde lleva 30 años- para poder pagar, aunque evalúa incluso cerrar ante la incertidumbre. “Lo que pasa es que si esto sigue, no sé cuántos meses más podemos aguantar”, lamentó, explicando que sólo tiene un ‘colchón’ de un mes para soportar.

“Tenemos que comenzar a tomar decisiones, y esas decisiones pueden ser hasta drásticas” indicó, acotando que “hemos aguantado otras crisis, pero esta es la más terrible en el sentido de que la incertidumbre te deja sin poder decidir qué puedes hacer, eso es lo peor de todo”.

Con todo, acotó que “la marcha para nosotros no tiene ningún problema, al contrario, la apoyamos”. El problema es el vandalismo o los desórdenes que se han generado.

Pequeños locales también han sido saqueados

René González es dueño de Los Placeres Sushi y Masas, uno de los locales que fue saqueado en Valparaíso. Ante la pregunta de cortesía “¿cómo se encuentra?”, le cuesta responder.

Ubicado en un centro comercial junto a un supermercado y una farmacia de cadena, fueron atacados por encapuchados durante la segunda semana de manifestaciones.

Tras cuatro años de esfuerzo, actualmente daba empleo a cuatro personas, a las cuales debió enviar en vacaciones obligadas por catástrofe. Son sus familias, junto a sus propios dos hijos, su responsabilidad y ahora debe encontrar como salir del impasse.

Placeres Sushi y Masas
Placeres Sushi y Masas

“Perdimos toda la inversión”, lamentó, adelantando que posiblemente deberá despedir a algunos de sus empleados; y teme también lo que pueda llegar a costarle los procesos judiciales posteriores, que deberá cubrir con dinero que no tiene, indicando que el problema va más allá del “problema económico”.

Esto último, por cuanto también él y sus colegas deben enfrentar un duro estrés por esta situación.

Por todo esto ha estado reuniéndose con el Gobierno, con Sercotec y la Corfo por los planes como “Levantemos tu Pyme”, pero “no sabemos cuándo esa ayuda va a llegar”.

“Efecto dominó”

Otro de los rubros afectados es el de los eventos, según explicó Sergio Cichero, dueño de Sono, una empresa de amplificación y organización de eventos de origen penquista, quien expresa que “estamos demasiado afectados”.

Desde el inicio del estallido social, los eventos “se han ido bajando como un efecto dominó“, relató, lamentando que “todos los días bajamos un evento”.

Sono | Facebook
Sono | Facebook

Entre otras, cuenta ferias, conciertos, actividades culturales, seminarios, congresos, eventos corporativos, e incluso la gira promocional de la Teletón y otras funciones. Y, yendo más allá, no han salido libres de daños los servicios externos que contratan, como hoteles, seguridad, ambulancias, transportes, banquetería, entre otros.

Fuente: biobio

Categories: Noticias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.