Más de un 70% han AUMENTADO los accidentes en Concepción tras estallido social

Una gran cantidad de semáforos y señaléticas de Concepción fueron vandalizadas durante el estallido social. La mayoría sirvió para alimentar grandes barricadas creadas por manifestantes, buscando impedir con ellas el paso de las policías en su intento por controlar a la masa enardecida.

Y si bien, la fase más violenta del estallido social disminuyó en el verano, las huellas del movimiento aún están presentes en la ciudad. La falta de señalética y semáforos en 45 intersecciones, según datos de la Seremi de Transportes, complica el correcto flujo vehicular. Lo anterior, se une a la mala conducta de algunos automovilistas.

En este contexto, desde octubre a la fecha ha habido un aumento de los accidentes de tránsito que, según el comandante del Cuerpo de Bomberos de Concepción, José Pedreros, supera en 70% a los de años anteriores. “Ha sido una situación bastante compleja, ya que la cantidad de accidentes vehiculares en cruces que antiguamente eran regulados por semáforos ha ido en aumento. En octubre por esta causa tuvimos una emergencia, en noviembre cinco, 19 en diciembre, 18 enero y en lo que va corrido de febrero 10”, contó.

Según las estadísticas del Cuerpo de Bomberos de Concepción, desde el inicio del estallido social hasta ahora se han producido 243 accidentes de tránsito, la mayoría colisiones por alcance que se produjeron en diciembre y enero con 96 y 68 eventos, respectivamente.

Las emergencias, detalló Pedreros, en su mayoría son protagonizados por quienes no están atentos a las condiciones del tránsito. “Manejan hablando por celular, incluso, toman el volante con las piernas mientras van conduciendo para poder escribir”, aseguró.

La mayor frecuencia de colisiones se produce en las intersecciones de Paicaví con Freire, Maipú, Los Carrera y Bulnes, sin heridos de gravedad, aunque en algunos casos “se debe proceder a la extricación (abrir el vehículo) para sacar a las personas atrapados”, dijo.

Muchas veces, contó Pedreros, el desconocimiento que los conductores tienen de la Ley de Tránsito genera problemas, pues no respetan el derecho preferente de paso y no mantienen una distancia prudente para alcanzar a frenar.

“A eso se suma que andan muy alterados y poco tolerantes. Echan el auto encima y discuten, son capaces, incluso, de sacar un espejo. Y considerando que el parque automotor ha aumentado bastante en los últimos años, hace que esto se transforme en una ley de la selva”, manifestó.

Carolina Herrera, ejecutiva de ventas de Antena3, sufrió el choque de su vehículo en pleno centro penquista. “Miré para todos lados antes de cruzar en San Martín con Tucapel, pero no faltó el acelerado que dobló mal, me encerró y chocó mi autito, que todavía está en el taller”, dijo.

Herrera agregó que no tenía seguro, así que aún está en conversaciones con el automovilista que la chocó para que cancele los gastos que superan los $200 mil.

Semáforos humanos

El chileno se caracteriza por ser ingenioso y lograr transformar una situación complicada, en algo positivo y mejor aún, si eso le aporta recursos para la economía familiar.

Fue así como aparecieron los llamados semáforos humanos, personas que sin conocimiento mayor de la ley de tránsito, pero que con buena voluntad, se ubican en las intersecciones más complejas para ayudar a regular el paso.

Apoyadas por una paleta, que por un lado en rojo dice pare y uno verde siga, Camila Rojas y Gabriela Díaz se ubicaron en la esquina de Orompello con O’Higgins, una de las más transitadas, buscando obtener un aporte de automovilistas y peatones. “Vamos a cumplir casi tres meses acá. Los conductores son muy agradecidos y nos hacen caso, pero los peatones, a veces hacen como que no estamos, llegan y cruzan”, dijo Rojas.

Trabajan desde las 09 hasta las 19.30 horas, pero ya se están preparando, según Díaz, para levantarse más temprano a partir de marzo. “Habrá que ayudar más cuando entren los estudiantes a clases”, dijo.

Para Pedreros, los llamados semáforos humanos han sido un aporte. “La tasa de personas que los respeta es alta, han servido porque regulan bien el tránsito en sectores donde hay taxibuses. El caos sería peor si no estuviesen y aumentarían los accidentes”.

Plan municipal

De los 64 inspectores contratados por el municipio penquista durante diciembre de 2019, la administración local invirtió $23 millones para mantener a 12 de ellos durante el primer trimestre de 2020, realizando labores de fiscalización en distintas materias.

Aldo Mardones, alcalde (s) de Concepción, afirmó que tras una solicitud de la Seremi de Transportes y Carabineros, se estableció a través de la Dirección de Seguridad Pública, destinar personal para apoyar el control de tránsito, principalmente, en intersecciones de mediana y baja complejidad.

La iniciativa, dijo, obtuvo un positivo balance, pues “en los puntos que se cubrieron diariamente no ocurrieron accidentes o situaciones de emergencia”.

De igual forma el municipio ha trabajado en el reforzamiento de las señaléticas, a la espera de la reposición definitiva de semáforos, proyecto que está a cargo del Minvu, que según el seremi de Vivienda y Urbanismo, James Argo, comenzarán a ser repuestos este mes.

La tarea, que se realizará a través de trato directo, implicará la reposición de 75 semáforos y se estima que se invertirá cerca de $1.000 millones.

Ahora bien, según el alcalde (s) penquista, “en marzo el escenario será complejo por eso estamos dispuestos a colaborar de la misma forma en que lo hemos hecho hasta ahora. Actualmente estamos a la espera de la planificación que la Seremi de Transportes tenga para estos efectos para disponer nuestros servicios y seguir aportando en este ámbito”.

Fuente : Diario Concepción

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.