Ayer con candado, hoy puertas SOLDADAS, los BAJOS RESQUICIOS para que alumnos del Almondale Valle NO. ENTREN A CLASES

Con cadenas amanecieron este lunes 2 de marzo los ingresos al colegio Almondale Valle, tras expirar el sábado el contrato de arriendo entre la dueña del inmueble y la ex fundación sostenedora, hoy martes 3 sus puertas aparecieron SOLDADAS!!

Luego de analizar la situación, el administrador provisional ordenó descerrajar los candados y se reanudó la actividad con el proceso de matrícula, aunque quedan pasos pendientes para destrabar el conflicto.

El conflicto

El viernes se informó la decisión de la dueña del inmueble donde ha funcionado el establecimiento de tomar posesión de las instalaciones, al haber terminado el contrato de arriendo con fecha 29 de febrero.

Una rápida gestión del administrador provisional, Teobaldo Uribe, logró una reunión para este lunes con el abogado de la inmobiliaria Santa Lucía, Fernando Saenger, con lo que -se creyó- paralizaba la amenaza.

Sin embargo, la propietaria cumplió con la advertencia y encadenó los accesos al establecimiento, pero tras un análisis el interventor decidió pedir a particulares que descerrajaran los portones y así se pudo ingresar al Almondale Valle, para retomar el proceso de matrícula y también para pagar los sueldos al personal, explicó Teobaldo Uribe.

Ante la preocupación por el nuevo escenario, llegaron al colegio apoderados y padres del Almondale Valle, acompañados por el abogado Guillermo Rioseco, quien ha apoyado a los afectados por la decisión en diciembre de parte de la fundación sostenedora de dejar el proyecto educativo.

Rioseco respaldó la medida del administrador provisional de quitar las cadenas e ingresar al colegio, explicando que esa no es la forma de solucionar conflictos por arriendo.

En el lugar también estuvo un abogado del estudio Saenger, Santiago Wilckens, quien no pudo impedir el descerrajamiento, lo que fue calificado como un delito y por eso el análisis ya de acciones legales.

Cabe señalar que ante lo ocurrido, tanto la decisión de la inmobiliaria de impedir con cadenas el acceso, como del administrador de abrir a la fuerza el colegio, la reunión para intentar la firma de un nuevo contrato de arriendo fue cancelada y se conversa una nueva fecha.

El día de hoy, al igual que ayer, el administrador provisional procedió a DESERRAJAR la puerta.

Fuente : Biobío

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.