Denuncia ciudadana evita el desarrollo de una fiesta masiva en plena cuarentena preventiva

Carabineros de la Primera Comisaría de Rancagua recibió una denuncia ciudadana donde se alertaba que, a través de las redes sociales, se convocaba una fiesta en la comuna, pese a la puesta en marcha de la medida de cuarentena preventiva para evitar la propagación del coronavirus.

Con dichos antecedentes y para prevenir un evidente problema de salud pública que causaría la aglomeración de jóvenes en un espacio reducido, es que la institución inició una investigación para dar con la dirección de dónde se realizaría la fiesta, ya que en los anuncios se mantenía “en secreto”.

Mediante diligencias se identificó el punto de encuentro y, tras conversar con los organizadores, se evitó que se realizará la fiesta denominada “Virus Party”, en Rancagua.

Es preciso indicar que la región suma seis casos confirmados de Covid-19.

Fuente: biobio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.