Polémica reflexión de Savka Pollak sobre la maternidad «sin ayuda» en pandemia desata molestia

La vida en pandemia no ha sido fácil para nadie, eso está claro, pues ha significado cambiar rutinas y tratar de adaptarse lo mejor a una situación adversa en varios sentidos para muchas personas. No obstante, una reflexión al respecto de la modelo, periodista y ahora conferencista Savka Pollak, sacó ronchas en redes sociales.

En el contexto de su proyecto Mujeres en Tribu, Pollak publicó un largo texto en sus redes sociales, donde abordó lo difícil que ha sido para ella estar sola con su hija confinada y trabajando “sin ayuda”.

“La semana pasada me quede sola con la cría chica, sin ayuda. Me acompañó a todo lo que tuve que hacer, desde reuniones, visitas. Harto movimiento y eso además coordinado con sus clases on line que se han hecho bien difíciles. Más a mi que a ella por cierto.
En una reunión quiso ir al baño y se demoró tanto que la otra persona se tuvo que ir, también le bajó la maña justo cuando estaba por zoom en otra tremendamente seria sin lograr concentrarme. Agreguemos el ‘no quiero hacer clases porque me aburro’ que lo repite sentada frente al computador tratando de cumplir”, partió su relato.

EEn algunos momentos realmente me angustié de poder dar el ancho para todo. Porque además hacer las cosas de la casa, tener la ropa limpia y tratar de cocinar porque hasta los tallarines me quedan malos”, agregó.

Pero luego, la modelo llegó a la conclusión que lo mejor era abrir los colegios, pese a que la pandemia aún no ha terminado y el riesgo que podría implicar.

“Conclusión: está muy difícil trabajar QUE ABRAN TODOS LOS COLEGIOS…. los niños están sobreapasados al máximo, no puedo pedir que vaya al baño más rápido, que se congele cuando uno necesita, que anden de un lado a otro con uno sin cansarse. Los críos necesitan sociabilizar y las mamás necesitamos recuperarnos después de meses sin poder generar ingresos (al menos una gran número de nosotras)”, expresó.

“Por otro lado, nace la creatividad, complicidad y el poner buena cara a los escenarios complejos. La amiga que te salva pasándole algo que pinte en plena maña, personas amables que la saludan cariñosamente, mujeres de la manada rodeando, ayudando, otras criticando pero las menos. La mayoría siendo empáticas y colaborando, porque una sonrisa de ‘está bien tranquila’ se agradece”, prosiguió.

“En cuanto a ella, espacios maravillosos además de los de alta tensión. Almorzamos en la plaza, llegábamos y las dos terminábamos en la tina muertas de la risa. La laurita full colaborativa, se dormía casi al empezar el cuento de la noche, risas y esfuerzo que hacen y uno entre tanto movimiento no ve. Realmente me conmueve ver cómo parte a todos lados conmigo, da su mejor esfuerzo, andamos con bolsos de cosas para pintar, patinetas en fin. Yo también modifiqué y busqué lugares más apropiados para reuniones que me permitieran concentrarme y ella pudiera jugar y así no adaptamos”, finalizó.

Pero su desahogo no cayó del todo bien. “Los colegios no son guarderías, hay algo que no anda bien cuando necesitas que una institución se encargue de criar a tu niña”, le indicó una seguidora, mientras otra señaló: “Me encantaría que mi hija pudiera ir al colegio, sociabilizar, aprender con sus compañerxs… pero más me gusta saber que ella no se va a contagiar ni va a ser un vector de contagio”.

“Lo que debería pasar es cerrar el año escolar, los niños no quieren más. Los docentes estamos agotados, trabajando más horas de lo normal. No somos cuidadores, también tenemos una familia que proteger!”, comentó una mujer. “Oye esta mina qué onda, un día se queda sola con una cabra chica y se quiere morir, qué onda los privilegios?”, manifestó otra.

“Por un día que te haces cargo de tu cría? Y yo siendo profesora mamá de 3 hijos con una madre postrada, sin nana, sabes… Con todo lo que significa trabajar en docencia… no quiero que vuelvan las clases presenciales aún, no quiero exponer a mis hijos”, “Lo que es no saber nada de la realidad de muchas personas de este país. Ser mamá sin ayuda, quién lo hubiera pensado”, fueron algunos de los comentarios que recibió.

 

Ante las críticas, Pollak se dedicó a responder algunos de los comentarios. “Escondamos lo que nos pasa entonces para que gente como tú siga pensando que sólo las mujeres estamos a cargo y debemos hacerlo en silencio. Son reclamos. Ni siquiera pensar en decir que estamos cansadas”, le dijo a una seguidora.

Fuente: biobio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.