SML reconoce vacío legal por fetos que permanecen en cámaras por años

En el resto del país otros 33 fetos están en las cámaras del SML. Mientras que 69 restos humanos se mantienen en los recintos de la institución forense.

Una información que Radio Bío Bío obtuvo tras un largo proceso vía Transparencia que culminó el 20 de noviembre, cuando el servicio respondió las inquietudes planteadas.

LOS HECHOS

La solicitud consistía en conocer la cantidad de restos humanos que se encuentran sin identificar en las cámaras del Servicio Médico Legal entre 1999 y 2020, además de las razones que han impedido establecer sus nombres, la causa de muerte y por qué permanecen en estos recintos bajo esa condición.

Es así como la institución indicó que en el país se mantienen 134 restos humanos sin identificar, de los cuales 65 corresponden a fetos y 69 a personas de otras edades.

En orden creciente son tres las regiones que concentran los casos: Coquimbo con 15, Metropolitana con 19 y Bío Bío con 32.

En esa zona, el Servicio Médico Legal precisó que los más de 30 restos humanos corresponden a fetos, algunos con data desde 2009 y 2011. A estos se suman dos cuerpos sin identificar, ambos con ingreso en el mes de noviembre y en proceso para establecer las identidades.

Desde la dirección del SML en el Bío Bío reconocen que la situación de fetos responde a un vacío legal, ya que si bien existe una ley que permite inscribirlos para luego ser inhumados, muchas veces estos son abandonados y por tanto se desconoce la identidad de los padres.

La directora regional, Pía Zepeda, dijo que esto los obliga a mantener la custodia hasta un procedimiento legal.

En este sentido, indican que ya están realizando las coordinaciones con la autoridad sanitaria para ver el destino de los fetos, que ocupan uno de los 12 espacios en las dos cámaras presentes en la zona.

Mientras que avanzan en la incorporación del perfil genético al Registro Nacional de ADN.

Sin embargo, desde la Fiscalía en la región del Bío Bío afirman que se ordenó vía oficio al SML que esos restos ya no serían requeridos para peritajes.

Agregan que “considerando lo anterior, corresponde al SML, de acuerdo a sus protocolos internos, efectuar la supresión de los referidos restos orgánicos, cuya procedencia, en el marco de las investigaciones penales, se presume que podrían ser de abortos, y no se han recibido reclamaciones”.

País

Por otra parte, a los 32 fetos en el Bío Bío se suman 33 en las mismas condiciones en todo Chile, 65 en total. Una cifra que también incluye los restos de recién nacidos con ingresos desde el año 2002 y 2004, en la región de Coquimbo.

En tanto, el Servicio Médico Legal aclara que de los 69 restos humanos sin identificar, nueve corresponden a cuerpos con causa de fallecimiento indeterminada y 18 osamentas. Todo en estudio.

¿Por qué no se han establecido las identidades?

Son distintas las razones que el Servicio Médico Legal entrega para explicar porqué no ha identificado los restos.

Al respecto, la institución señala que “a todo fallecido se verifica su identidad a través de huellas dactilares lo cual se realiza mediante cotejo que efectúa el Servicio de Registro Civil e Identificación”.

Sin embargo “en los casos que ello se vea limitado por el estado de conservación del fallecido, o por tratarse de restos óseos o bien extranjero sin documentación nacional, se puede recurrir a pericias odontológicas, antropológicas o bien por cotejo de huella genética”.

Para llevar a cabo estos exámenes el SML necesita la muestra de un familiar directo, de preferencia padre o madre, pero en ocasiones estos procesos obtienen resultados negativos y los restos permanecen en el SML.

Algo imposible, por ejemplo, para el caso de los extranjeros que se encuentran dentro de las cifras de quienes están sin identificar, indican desde la dirección nacional del SML

Agregan que “la cantidad de cuerpos o restos es variable en relación a los procedimientos que se están realizando, lo que depende” de las diligencias que ordene la Fiscalía.

Vía transparencia la institución señala que lo anterior está regulado en el artículo 201, inciso 2, del Código Procesal Penal que establece que “el cadáver podrá entregarse a los parientes del difunto o a quienes invocaren título o motivo suficiente, previa autorización del fiscal, tan pronto la autopsia se hubiere practicado”.

En ese sentido, afirman que el Servicio Médico Legal cumplen órdenes de las Fiscalías y Tribunales competentes, en el marco de la investigación de un hecho punible, por tanto los restos quedan en las cámaras hasta que sea aprobada la inhumación.

En tanto, desde la dirección Nacional del SML aseguran que cuentan con un protocolo que estipula que cada 15 días vía oficio, se entrega a las policías y al Ministerio Público una lista con los restos no reclamados.

La idea es que esa información sea utilizada para determinar los peritajes de investigaciones en curso, como también en casos de presunta desgracia indagados por el Servicio Médico Legal.

Fuente: biobio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.