Padre de adolescente baleado en La Serena revela que había sido amenazado de muerte previo a ataque

El padre del adolescente ha acusado que en su condominio hay tráfico de drogas y prostitución. Cuando se quejó empezaron los problemas. «Vine (a La Serena) por un mejor vivir pensando que acá se podía estar más tranquilo», relató. Aunque la PDI remitió una denuncia por amenazas telefónicas a la Fiscalía, esta nunca instruyó diligencias.

El padre del adolescente de 16 años baleado en su cabeza en La Serena ha revelado que previo al ataque, que dejó a su hijo grave y en riesgo vital, había recibido amenazas de muerte.

El hombre habló con Chilevisión, donde contó que hace un año dejó Santiago y se instaló junto a su familia en La Serena buscando paz.

“Vine por un mejor vivir pensando que acá se podía estar más tranquilo”, relató.

Eso sí, el condominio donde reside sería la escena de ilícitos como prostitución, tráfico de drogas y otros problemas asociados con la directiva, según su acusación.

“Empecé a indagar cosas (…) veía a la gente que se iba de los departamentos porque había prostitución, niñas que vendían droga y lo empecé a informar a la administradora. Se empezó a sentir molesta hasta que un día tuvimos un encontrón”, comentó.

Al día siguiente de ese diálogo el padre dijo a Chilevisión que lo llamó una persona diciendo “que me iba a matar a mí, a mis hijos y a mi señora por haber conversado con la administradora”.

“Fui a la PDI a dejar la constancia. En la PDI me tomaron los datos, pero más de eso no me tomaron más en cuenta”, agregó.

El día del ataque el adolescente quería vender un joystick. Por eso salieron del condominio, cruzaron la calle y aparecieron dos autos.

“Se bajan como ocho personas”, recordó el padre.

“Mi hijo, los veo que vienen con pistolas, le digo ‘Matita, vamos’. Donde vio a las personas con pistolas quedó petrificado”, detalló.

“El tipo me pilló para matarme pero no me alcanzó. Mi hijo no pudo correr y le pegó un balazo en la cabeza sin mediar ningún tipo de conversación, lo tiró a matar altiro. Fue terrible”, cerró el hombre entre lágrimas.

Hasta la noche del jueves la víctima seguía grave y conectada a ventilación mecánica.

La PDI confirmó a Diario El Día que efectivamente existe una denuncia por amenazas telefónicas contra el padre y que la información fue remitida a la Fiscalía sin haber pedido diligencias en el caso.

Según dijo la fiscal Carolina Caballero ahora se investiga quiénes son los responsables y el móvil del que ya consideran un homicidio frustrado.

Por orden de la misma persecutora, personal de la Brigada de Homicidios y del Labocar de la PDI quedaron a cargo de los peritajes.

Fuente: biobio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.