“De está vida quiero irme siendo mamá” Rocío Marengo se quebró al revelar su gran pena en Podemos Hablar

La modelo trasandina se emocionó al hablar sobre su embarazo que no prosperó en el programa de Jean Philippe Cretton.

Este viernes se emitió un nuevo capítulo de Podemos Hablar con la conducción de Jean Philippe Cretton. Rocío Marengo se quebró en el programa al confesar cuál era su “gran pena”.

La conversación comenzó cuando el conductor le pidió a los invitados ponerse en el punto quienes convivan con una pena que les haga difícil de llevar en el día a día. Por lo que la modelo trasandina se puso de pie y entregó detalles del embarazo que no prosperó en este año.

“Este año intenté ser mamá, ya tengo 42 años y el resultado fue negativo, no fue posible, no salió todo como yo esperaba y fue muy duro, me ilusioné mucho”, reveló al comienzo Rocío.

En esa misma línea, explicó que “yo hice una fertilización in vitro, compré esperma y quise ser madre soltera, ya tengo una edad, trabajé muchísimo, y tengo ganas de ser mamá, no tengo pareja para buscarlo de a dos y bueno, hice el tratamiento”.

“No salió bien y me dolió muchísimo, es muy reciente”, agregó, señalando que tan pronto supo que no había quedado embarazada, surgió la propuesta de unirse a El Discípulo del Chef.

“QUIERO SER MAMÁ”

Asimismo, confesó que es un proceso que continuará, señalando que a volver a intentarlo de la misma manera.

“Quiero ser mamá, sé que me va a costar porque yo no me esperaba encontrarme con resultados como me encontré, pero hoy hay muchas maneras de ser mamá, no descartó nada”, aseguró.

Tras esto, Rocío se quebró al seguir hablando sobre la compleja experiencia que vivió. “Obvio que me duele, porque no estaba en mis planes, sentí que quizás mi vida iba a ser diferente, pero…”, confesó muy emocionada la modelo.

“Yo siento que yo de está vida quiero irme siendo mamá y lo voy a conseguir”, concluyó Rocío.

Fuente: la cuarta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.