Muerte de Valentina González perito afirma que le suministraron ketamina en motel de Quintero

El perito contratado por la familia de Valentina González, abogada que murió al interior de un motel de Quintero, informó que a la mujer le suministraron ketamina, que es una droga de sumisión. Además, la abogada querellante aseveró que además de la magistrada del Poder Judicial, otras dos personas ingresaron al recinto tras el hallazgo del cuerpo.

El perito criminalista privado que investiga el caso de Valentina González, abogada que murió al interior de un motel en Quintero, afirmó que tras las pruebas realizadas se comprobó que a la mujer le suministraron ketamina, una droga de sumisión.

Además, la familia de Valentina González acusó —por medio de su abogada— que dos personas ingresaron al recinto tras el hallazgo del cuerpo de la mujer 27 años. Esto además de la funcionaria del Poder Judicial que fue citada a declarar en calidad de testigo.

Dos investigaciones paralelas, una querella criminal de por medio, se mantienen abiertas en torno a la muerte de Valentina González, mujer de 27 años que fue encontrada en el motel “El Duende”.

La abogada Cynthia Pérez, que representa a la familia de la víctima, acusó que dos personas ingresaron al lugar sin autorización tras conocer el hecho, solo una de las cuales ha sido identificada.

Según precisó, esta persona llegó previo a la funcionaria del Poder Judicial y que, por lo que evidencian los registros, podría tener cercanía con los trabajadores del motel.

Uso de ketamina

Para Jaime Brieba, investigador criminalista y perito contratado por la familia de la víctima, la participación del hombre que estuvo junto a Valentina y las otras dos mujeres resulta clave en este caso.

“Le dio droga a cada una, una bolsita a cada una, y aparte de eso, a través de una paleta les dio una porción de droga que se suministró en el mismo momento. Parte de esa droga fue investigada, se aclaró los componentes y era ketamina, que es una droga de sumisión”, aseveró.

Brieba también apuntó a la intervención de terceros con base -entre otras cosas- en que la lengua de la víctima estaba protruida.

Esto, para Andrés Ovalle, perito policiólogo forense y perito en Investigación Criminal, buscaría descartar la causa de muerte de asfixia por sumersión.

Las causas abiertas investigan tanto la muerte de Valentina González como también una posible obstrucción a la justicia, que fue denunciada por la querellante y que habría sido cometida por una magistrada del Poder Judicial.

Fuente: biobio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.